La estación del tren más alta de Europa está en Suiza

Es un destino de montaña en plenos Alpes, es un paisaje único y es una estación de tren única. Es el Jungfrau Railway, la estación de tren de más altura de Europa y el tren de cremallera que alcanzó la cima de los Alpes suizos en 1912.4

La inauguración de la línea permitió –como lo sigue siendo hoy en pleno siglo XXI– disfrutar de una increíble excursión por los glaciares alpinos. Situadas en las dos paradas previas a la cima, dos privilegiados miradores permiten descubrir los “hielos eternos” con bloques desprendidos del tamaño de una casa casi como si el visitante los tuviera delante de sus ojos a solo unos metros.

El viaje, recomendable siempre que el tiempo acompaña, dura dos horas y permite descubrir cómo gracias a esta ambiciosa obra de ingeniería de montaña el ferrocarril “destripa” las entrañas del Eiger y del Mönch.

En la actualidad, unas 750.000 personas visitan cada año la estación de tren de más altura de Europa, y de esta cifra más del 60% proceden de Asia.

Fuente: 20minutos.es