A los billetes de papel en el transporte público les quedan cinco años de batería

Billete en el móvil

Enseñar el ‘e-ticket’ a través del móvil o las tarjetas sin contacto serán la única documentación requerida para viajar a partir de 2020. Los billetes virtuales son una realidad cada vez más extendida y están desbancando a los billetes impresos en todos los medios de transporte público.  

Billete en el móvil_02El billete de transporte virtual en el móvil es una realidad, gracias al impulso de las nuevas tecnologías y al aumento de las compras y trámites administrativos que nos posibilita Internet. Tal es así, que la empresa Giesecke & Devrient prevé que dentro de cinco años desaparezca el billete físico entre los viajeros.

Las compañías hace tiempo que se dieron cuenta de la evolución que se estaba produciendo en este terreno. El sistema abarata costes de impresión y es fácil de usar, evita cargar con documentos y desplazamientos innecesarios a los usuarios hasta el punto de venta.

Billete en el móvil_04En la actualidad, para desplazarse, simplemente son necesarios un localizador en el móvil, una tarjeta sin contacto o el simple hecho de enseñar el DNI en el mostrador, antes de comenzar el trayecto.

Algunos compañías aéreas y ferroviarias, como Spanair o Renfe, ofrecen sistemas que van más allá del billete electrónico. Permiten a sus pasajeros recibir en su móvil un código bidi que sirve como tarjeta de embarque para pasar directamente al avión o tren.

Giesecke & Devrient (G&D) prevé que, dentro de un lustro, el smartphone acabe siendo el sistema “básico” para pagar y viajar en transporte público debido a la extensión gradual de los sistemas de pago por móvil y aplicaciones de carteras digitales, así como por la interactividad que permiten estos dispositivos.

Billete en el móvil_03La firma especializada en la fabricación de tarjetas de chips y sistemas de seguridad móvil G&D ha iniciado la comercialización en España de una nueva generación de soluciones de pago y de billetes electrónicos. Un sistema que ya se ha puesto en marcha en grandes metrópolis como Pekín, Washington, Chicago, India o Australia.

Renfe trabaja para implantar un nuevo sistema de pago en el servicio de Cercanías que presta en 18 ciudades españolas. El nuevo sistema de pago se realizará a través de una tarjeta prepago inteligente y la compañía ferroviaria prevé comenzar a implantarlo en nuestro país a lo largo de 2016.

Fuente: lainformacion.com